domingo, 21 de junio de 2009

Más que un baño de vapor; Temazcal


Por: Ernesto Méndez Pérez, Domingo, 21 de Junio de 2009
SAN LUIS DE LA PAZ
“Introducirse a un temazcal y darse un baño de vapor, es como hacer un viaje al vientre de la tierra, estar en contacto con la madre tierra”, expresa Ernesto Tovar, que junto con Luis Cruz, quienes desde hace más de una década radican en el Mineral de Pozos, delegación de San Luis de la Paz, se dedican a la construcción de instrumentos musicales prehispánicos, además de que atienden un baño de temazcal.
Los baños de temazcales, provienen de las diferentes culturas indígenas que habitaron o habitan aún en nuestro país, por ejemplo los Mayas llamaban a este espacio "Zintunche". Consiste en calentar a grandes temperaturas, con leña, piedras volcánicas, y sobre ellas se deposita un cocimiento de hierbas medicinales y aromáticas; esto produce vapor que hace sudar a la persona, relajando el cuerpo y desintoxicándolo; limpia las vías respiratorias y tonifica el sistema nervioso.
Es importante comprender explica Ernesto, que el temazcal es más que un simple baño de vapor que nos ayuda a mejorar el funcionamiento del organismo. El temazcal es un espacio en el que interactúan las fuerzas elementales de la naturaleza, por lo tanto, al entrar en él, nos ponemos en contacto con los elementos fundamentales que sostienen la vida: viento, agua, tierra, fuego y éter. Esto hace posible que nuestra esencia conviva en un estado de completa armonía con la creación misma.
Cabe señalar que hay dos tipos de temazcales uno de ellos es el "ritual". En este tipo de temazcales se integran diversos factores que posibilitan a los participantes interactuar con las fuerzas elementales, que no se perciben a través de los sentidos externos, ya que se concentra en los sentidos internos y de esta forma propiciar el conocimiento de nuestra verdadera esencia.
En este proceso es como reconocemos que el universo exterior se encuentra en comunión con nuestro universo interior y que ambos forman una sola entidad que en una buena sintonía y vibración posibilitan la evolución de nuestra alma.
El segundo se conoce como "terapéutico", en este se busca relajar el cuerpo y desintoxicarlo; estimula el sistema linfático, tonifica la piel, aquieta la mente y nos lleva a un estado de tranquilidad interior.
Es un procedimiento usado por la medicina tradicional mexicana que ayuda a desechar toxinas ya que a una temperatura mayor a 40 grados centígrados la piel se convierte en un tercer riñón, liberando toxinas, exfolia y estimula la renovación de la capa superficial de la misma y promueve la formación del manto ácido, tan importante en la protección de infecciones cutáneas.
Ernesto Tovar, señala que para entrar a un temazcal ritual primero se zauma con copal a las personas que vayan ingresar, que normalmente son grupos de ocho, además de que también hay un tema central en el cual gira todo el baño. Uno que se elije muy seguido es el de la confesión, donde los participantes exponen ante el grupo sus problemas que a nadie más han podido contar, sin embargo señala que para tratar este tema es imprescindible la discreción.
¿Qué es el Temazcal?
El Temazcal es una tradición ancestral proveniente de nuestras antiguas culturas mexicas que se puede entender a través de dos aspectos fundamentales, uno es el espiritual donde el temazcal con su forma de iglú, hecho de material rustico, representa el vientre de nuestra madre tierra donde trabajamos dentro con sus cuatro elementos: tierra, agua, aire y fuego para purificar y armonizar nuestra mente, cuerpo y espíritu. Aquí damos gracias a nuestra madre tierra por todo lo que tenemos y pedimos ayuda para remover de nosotros todo aquello que ya no necesitamos, que en muchos casos nos es una carga pesada, que nos está limitando, en pocas palabras que no nos deja ser felices y realizarnos en nuestras vidas.
Una vez que se ha desarrollado la ceremonia de limpieza con copal y hierbas, nos introducimos al Temazcal y nos sentamos alrededor donde comenzamos a sudar con el vapor que es generado al rociar las piedras volcánicas al rojo vivo con un abundante y exquisito te aromático. Aquí pedimos bendiciones y fuerza a nuestra madre tierra, para nosotros y para aquellos que amamos.
El otro aspecto es el fisiológico, donde en el Temazcal ocurre una profunda desintoxicación. Hipócrates, padre de la medicina occidental decía: "Dame una fiebre, y te puedo curar cualquier enfermedad". Hoy en día la ciencia sabe que el calor incrementa las funciones de cada órgano y sistema, particularmente el del sistema inmunológico, lo que explica la sabia acción de nuestro organismo al incrementar la temperatura del cuerpo ante la presencia de ciertas enfermedades o infecciones.
El Temazcal estimula al sistema glandular, en particular a las glándulas pineal y pituitaria, conocidas como las glándulas maestras, ya que rigen la actividad glandular de todo el cuerpo; tiroides, adrenales, hormonales, sexuales etc. y "casualmente" para los orientales estas glándulas son el asiento del alma.
El Temazcal en pocas palabras es una de las mejores formas de regenerar su cuerpo y aclarar su mente.

1 comentario:

jonathan espinoza molina dijo...

hola buenos dias en mexico doy ceremonias de medicina ancestral para experiencia de tus clientes mi num 55 62 54 05 51